¿Cuándo se debe declarar el IRPF?

A partir del mes de abril es cuando se suele iniciar la declaración del IRPF. Por ello, hay que tener en cuenta en qué supuestos es necesario presentar dicha declaración y en qué casos no.

Por percibir rentas del trabajo

Tal y como apuntan los profesionales de Dagda Consultores, en general, si una persona recibe rentas del trabajo, ya sea salario, jubilación o desempleo, debería hacer la declaración siempre y cuando supere los 22.000 euros. Aún así, en ciertos casos el límite es de 14.000 euros por ejemplo: si durante el año se han percibido rendimientos del trabajo de más de una entidad y la suma de las rentas procedentes del segundo y de los restantes pagadores supera los 1.500€.

Otro caso es cuando se han percibido rentas sujetas a un tipo fijo de retención o cuando el pagador no está obligado a retener.

Por percibir otras rentas

Además, los profesionales indican que existe el caso de que, aunque las rentas de trabajo no superen los límites anteriores, igualmente se esté obligado a declarar. Esto ocurre, por ejemplo, cuando la suma de los rendimientos del capital mobiliario y las ganancias patrimoniales sometidos a retención supera los 1.600 euros. También cuando la suma de las imputaciones de rentas inmobiliarias, rendimientos de Letras del Tesoro y subvenciones recibidas para la compra de viviendas protegidas es superior a los mil euros.

Si durante el año se han obtenido rendimientos de actividades económicas, de alquileres o ganancias patrimoniales o si se ha recibido algún tipo de prestación pública que establezca, para su cobro, la obligación de presentar IRPF.

Igualmente se está obligado a declarar si se desea beneficiar de incentivos como la deducción por compra de vivienda o reducciones por aportar a planes de pensiones o patrimonios protegidos. Y, por último, si se ha incurrido en pérdidas patrimoniales de 500 euros o más. 

Rentas exentas

Al computar todos estos límites no deben computarse las rentas exentas, que son las becas por estudios, prestaciones por maternidad, entre otros. Asimismo, dichos límites son los mismos tanto en declaración individual como en conjunta.
Para cualquier consulta sobre la declaración del IRPF y otras cuestiones, no dude en visitar al equipo de profesionales de Dagda Consultores en Calle Lucena,  donde le informarán de todo lo necesario y le asesorarán de la manera más profesional y cercana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *